¿Toallitas desmaquillantes o agua micelar?

Toallitas desmaquillantes versus agua micelar

¿Qué ventajas tienen las toallitas?

Su mayor ventaja es su comodidad, no solamente por su facilidad de uso, sino también por su portabilidad. Esto las hace perfectas para ocasiones específicas como un viaje o cuando practicamos deporte.

¿Incovenientes?

Lamentablemente son productos de higiene, y no de tratamiento. Importante señalar que cumple una función de limpieza superficial, ya que en la mayoría de los casos no suele ser suficiente para arrastrar el maquillaje en profundidad, sobre todo a nivel de poros donde muchas veces es necesario.

En pieles sensibles podría desencadenar un problema a la piel. Esto es producto que podría aumentar el riesgo de alergia, por el simple motivo de sus componentes (conservantes, alcohol y fragancias) Importante siempre enjugar la piel con agua luego de una toallita, para eliminar todos los residuos que a la larga pueden provocar sequedad e irritación en personas con piel seca o sensible.

¿Son aptas para todo tipo de pieles?

Están contraindicadas para pieles sensibles, rosáceas, con dermatitis atópica y para las pieles acneicas no tratadas. El uso de estas, podría empeorar su estado. En estos casos, se aconseja agua micelar o tónico. 

¿Cómo obtener una limpieza profunda?

Es necesario utilizar un producto diario que apliques por la mañana y por la noche. Cada piel exige ciertos limpiadores que funcionan mejor que otros en determinados casos. Por ejemplo, los limpiadores de contenido en aceite (leche o aceites limpiadores) arrastran mejor los restos de cosméticos o maquillaje, mientras que los productos más jabonosos eliminan mejor la grasa de la piel y suciedad.

En conclusión, opta siempre por buenos productos sobre todo si tiene que ver con el cuidado de tu piel. Si tu piel no es sensible puedes seguir utilizando toallitas. Sin embargo, de vez en cuando es recomendable una limpieza más profunda con agua micelar o un tónico que se acomode a tu piel.