Sacerdote acusado de abuso por José Miguel Viñuela recibe su castigo

Hace unos días, el animador José Miguel Viñuela reveló importante testimonio en “Mucho gusto”, matinal donde contó que en su época escolar fue víctima de varios episodios de abuso, sin darse cuenta, por parte de sacerdotes del Colegio San Ignacio.

El animador acusó al padre Jaime Guzmán Astaburuaga como principal responsable. Esta declaración provocó una reunión extraordinaria con la congregación jesuita para que explicara sus palabras. Por esta razón, este martes la Compañía de Jesús, emitió un comunicado aclarando que el sacerdote Guzmán cumple castigo desde 2012, tras se hallado culpable de abuso, luego de una serie de denuncias en su contra. El religioso, formó parte de este establecimiento educacional entre los años 1984 y 1994.

“Entre agosto de 2010 y comienzos de 2011, se recibieron testimonios contra el P. Guzmán por personas que en la época de los hechos denunciados eran menores de edad. Habiéndose realizado la investigación correspondiente, en junio de 2012, la Congregación para la Doctrina de la Fe determinó la culpabilidad del P. Guzmán, quien, en la actualidad, cumple la pena impuesta. Esta incluye la prohibición del contacto con menores de edad y la restricción de ejercer públicamente el ministerio sacerdotal”, dice el comunicado. El comunicado también comenta que la sentencia y detalle de las penas fueron informadas de forma oportuna a las personas que fueron parte de este proceso y que si “el caso no se hizo público fue por expresa petición de uno de los denunciantes”.

Finalmente, la congregación señaló que, dada la nueva información conocida, se activaron protocolos internos, donde el Padre Arturo Vigneaux será el encargado provincial de recibir las denuncias contra jesuitas y quienes deseen contactarse con él, lo pueden hacer al siguiente correo electrónico: delegado.prevencion@jesuitas.cl