¡Papas fritas caseras y crujientes!

Perfectas papas fritas

Para realizar unas perfectas papas fritas, es importante conocer el proceso que acontece cuando las sumergimos en aceite hirviendo. Cuando freímos, la humedad de su superficie se evapora inmediatamente. Y el exterior queda seco y pronto se hará una corteza dura. Dentro de esa cáscara, la temperatura aumenta y el vapor de agua que no alcanzó la superficie antes de que se formara la costra, queda atrapado, cocinando el interior.

La temperatura ideal para papas fritas, es de aproximadamente 140 grados. Un truco sencillo, es echar una miga de pan, si cae al fondo, significa que no está demasiado caliente (la miga debe flotar, para obtener la temperatura perfecta). Es muy importante, no echar demasiadas papas fritas al mismo tiempo, no se deben apilar.

OJO

Antes de freír, asegúrate que las papas estén secas y no con resto de agua. Además agrega un poco de harina, sólo un poco, esto hará que queden muy crujientes. Finalmente, agrega sal a gusto y acompáñalas como tu quieras.

logoFirmaPost