¡Mousse de mango!

¡No hay mejor manera para hidratar la piel, que esta!

El mango es conocido como una súper fruta por su basta lista de propiedades y bondades, entre ellos su contenido de vitamina C, equivalente al de una naranja y suficiente para obtener la cantidad diaria recomendada de esa vitamina. Esta fruta originaria de la India ayuda a evitar la sequedad ocular, a hidratar el cuerpo y a prevenir el daño en el organismo provocado por el calor o el frío. Asimismo contribuye a prevenir la sobrecarga de toxinas en los riñones, calma la sed, repone los fluidos y restituye la cantidad de electrolitos perdidos tras el ejercicio y las altas temperaturas de la jornada. Gracias a su alto contenido de fibra combate el estreñimiento y mejora la digestión, además de ser bueno para el hígado. Una gran forma de consumirlo es en postres de mango. Así no sólo le sacarás partido a los nutrientes y beneficios en la salud, sino que te quitarás el antojo de algo dulce de una manera saludable. Es por eso que a continuación te presentamos varios postres con mango que puedes preparar:

Ingredientes

– 1 Lata de leche condensada
– 5 Huevos
– 1 Cucharada de jugo de limón
– 2 Tazas de pulpa de mango
– 3 Sobres de gelatina sin sabor o jalea
– ½ Taza de agua

Preparación

En el vaso de la licuadora vierte la leche condensada y las yemas de los huevos una a una, licuando bien la mezcla entre cada incorporación. Agrega primero el jugo de limón, luego la pulpa de mango y licúa nuevamente la preparación hasta que esté bien integrada. En un recipiente pequeño vierte la grenetina con el agua y deja reposar 5 minutos. Luego llévala a la estufa y calienta a fuego lento mientras revuelves hasta que se haya derretido. Enseguida agrega a la preparación anterior y revuelve bien. Luego bate las claras a punto de nieve e incorpora a la preparación con movimientos envolventes. Por último, vierte en un molde ligeramente engrasado y refrigera mínimo 3 horas antes de servir.