¡Looks según tu estilo de trabajo!

¿Seguirías estos estilos?

Si bien la belleza es subjetiva, la primera apariencia sí importa. Cuando hablamos de trabajo nos gustaría decir que las contrataciones se dan principalmente por el conocimiento en un área, el empeño o la experiencia. Sin embargo, no siempre es así. Cuando vamos a una entrevista laboral, es común estar nervioso, tener cierto temor y por lo mismo hacemos de todo con tal de ser contratadas. Pero no importa qué hagamos, siempre habrá algunos factores que determinen el proceso de selección; por ejemplo, la apariencia física. Desafortunadamente, la belleza influye en que obtengas o no en un empleo. Aclaremos que no siempre es así. Sin embargo, un estudio publicado en el Journal of Social Psychology determinó que las mujeres más bellas son contratadas con mayor facilidad, siempre y cuando haya un hombre al frente de la entrevista. En cambio, si es una mujer, la entrevistada tendrá menos posibilidades de quedar en el puesto que solicitó.

Otro factor influyente es la ropa. Desafortunadamente, el ir muy arreglada a una entrevista, sólo denotará falta de experiencia y hasta “desesperación”. Es difícil encontrar el punto medio, pero los especialistas dan como consejo, ir con un atuendo casual y poco pretencioso, pero sin caer en los jeans y las zapatillas. Depende mucho del área en la que te desempeñas, por ello, te damos algunos ejemplos de cómo asistir a tu próxima cita de trabajo. A veces la belleza puede ser menos importante si sabemos vestir.

Si trabajas en el arte

Es quizá una de las disciplinas que más estilo “exige”, ya que al combinar técnicas de pintura, escultura o moda, debes saber qué está en tendencia y qué no. Es parte del trabajo. Aquí se permite la extravagancia, pero tampoco hay que abusar. Usa colores llamativos, pero sin caer en los fluorescentes; de igual manera se permiten los accesorios grandes y poco comunes. ¡Atrévete a ser tú!

Si trabajas en la industria tecnológica

Usualmente estás detrás de una computadora y no hay relación con las personas como en otros empleos. Por lo tanto no requieres ir muy formal. La entrevista puede ser un momento para ir formal sin excederse. Un jeans, una camisa y balerinas. Recoge tu cabello o péinalo de lado. Usa un bolso no tan grande y si hace frío lleva un blazer.

Si trabajas en las leyes

Usa vestidos, trajes sin blazer o faldas, procura llevar tacos, ya que estilizan tu figura y son señal de formalidad. En cuanto a los vestidos, trata de usar colores serios, como el negro, beige o blanco y combínalos con otras tonalidades llamativas. Un toque cromático que resalte es indispensable para que el outfit cambie y se vea diferente.

Si trabajas en finanzas

Usa outfits casuales, pero sin caer en las zapatillas. Lleva jeans, pero combínalos con stilettos y camisa. Puedes usar un vestido casual y combínarlo con un blazer. Lleva accesorios formales si tu look es casual y viceversa. El peinado debe ser impecable, así que recogerlo en una coleta o dejarlo suelto, pero bien definido; esa es clave.

Recuerda que todos los outfits son sólo ideas que te sugerimos basándonos en los estudios realizados. Sabemos que es mucho más importante el desempeño en los empleos y seguridad con la que abordes la entrevista. Pero usar la ropa adecuada siempre es un plus, ¿por qué no darnos una pequeña ayuda usando el look propicio?