¡Termina con tu piel grasosa!

Causa de la muerte: suicidio

Edad: 18 años Motivo: acné

Podría parecer un motivo insignificante o incluso podrías pensar que es absurdo y exagerado que alguien se suicide por sólo unos granitos, pero la realidad es que se estima que una de las causas principales de suicidio o de intento del mismo, entre jóvenes de 16 a 22 años, es el acné. Además, este problema dermatológico es causante de bullying y, por lo tanto, baja autoestima en las víctimas. Quiere decir que, como detonante de una fuerte depresión, el padecimiento más común y molesto de la piel ha encendido las alertas en todo el mundo.

Un factor importante que agrava el acné es el estrés. Cuando éste se presenta, los niveles de cortisol aumentan; éste es una hormona que se asienta en las glándulas sebáceas y hace que se produzca mayor cantidad de grasa. Del mismo modo, el estrés genera que las glándulas sudoríparas se “activen” y las secreciones se exacerben en el rostro. Posteriormente, esa grasa se convertirá en granitos y espinillas que duelen, lastiman la piel y van en contra de lo que la mayoría considera estético. En estos casos, la intervención de un psicólogo es necesaria para tratar de forma integral el problema ya que no sólo es un tema físico del que se deba encargar un dermatólogo, sino también emocional. Padecer acné implica muchos conflictos con la autoestima, la seguridad, la auto aceptación, el bullying y otras situaciones cuyas consecuencias son graves y, en algunos casos, extremas, como el suicidio.

Pero no todo está perdido; afortunadamente existen algunos trucos de belleza para evitar el acné y sus consecuencias. Estos son sencillos de seguir y además de hacerte lucir mejor, le darán salud y limpieza a tu piel, lo que se traduce en una persona que se ve bien y, por lo tanto, se siente bien.

Hidrata tu piel

Podríamos pensar que por tener el cutis graso no es conveniente una crema hidratante, pero eso es un grave error. Debemos mantener los poros hidratados con una crema especial para tu tipo de piel y sin grasa artificial o extra. Las cremas oil free son las ideales, ya que además de hidratar, refrescan.

Usa protector solar

Este producto no sólo evitará que la grasa se haga presente, sino que evadirá manchas y retrasará el envejecimiento de la piel. El sol suele “aprovecharse” de las pieles grasas para dejar su huella al quemarlas de más.

Exfolia tu piel

Existen productos naturales que no irritan la dermis; del mismo modo, hay productos químicos que ayudan a que los poros se mantengan cerrados y con la humectación adecuada. Exfoliar el rostro ayuda a retirar impurezas y residuos de suciedad que se van acumulando; es recomendable hacerlo mínimo una vez y máximo tres a la semana.

Usa maquillaje oil free

De hecho, si puedes ir por la vida sin una base de maquillaje, mucho mejor, pero si optas por usarlo, lo mejor es que busques un producto libre de aceites específico para piel grasa. Estos controlan visiblemente la producción de grasa facial y mantiene un efecto mate gran parte del día. Si durante la jornada notas que le grasita aparece, no retoques con más maquillaje; con un pañuelo retira suavemente el brillo o usa polvos traslúcidos para matizar y sellar el maquillaje.

Bebe agua

Procura mantener tu cuerpo hidratado. No dejes de beber agua durante todo el día, ya que cuando el cuerpo tiene el líquido suficiente, la grasa que la piel produce segrega un brillo natural más no un exceso del mismo.

Lava tu rostro con jabón neutro

No uses el mismo jabón con el que te lavas el cuerpo. Compra uno especial para acné y brillo o elige cualquier barra neutra; éstas están libres de aceite, perfumes y colorantes, los cuales irritan y provocan que la grasa y el brillo aparezcan. Seca con una toalla especial.

Cambia las fundas de las almohadas

Hazlo al menos cada semana y procura que sean de algodón. Evitarás que las bacterias se queden en un solo sitio por mucho tiempo y se reproduzcan. Le darás un respiro al rostro y evitarás el acné.

No te toques el rostro en todo el día

Evita, en la medida de lo posible, tocar tu cara. Si lo vas a hacer, procura lavar tus manos antes. A veces es muy sencillo quitar el exceso de grasa con las palmas o dedos, pero hacerlo de esa forma sólo provocará que las bacterias se esparzan sobre tu cara.

En los más jóvenes la aparición de granitos es causa de importantes problemas de autoestima; además los niveles de depresión en la sociedad chilena son más altos que en otras épocas. Afortunadamente, basta con seguir estos consejos y tratar de llevar una dieta balanceada sin tantas grasas para evitar el acné. Por supuesto, debemos entender que el brillo facial es normal, pero para hacerlo menos evidente la clave es mantener una piel sana, limpia y libre de bacterias.