Cómo ahorrar en labial y verte diferente en un mes

¡Labial por un mes!

El labial es considerado el producto cosmético más importante para las mujeres desde 1933 por Vogue; seis años después estallaría la Segunda Guerra Mundial, misma que prohibiría el uso de pintalabios a la mayoría de las mujeres en el mundo, no sólo en las áreas de guerra. Para el infortunio de las chicas coquetas o que buscaban un matrimonio, el labial se escaseaba debido a la prohibición de la fabricación de tan codiciada pintura.

Una de las principales razones por las que fueron acortando la producción fue el material con el que hacían los envases del producto, puesto que eran de metal y en parte podían ser usados para transportar balas o pólvora. Temporalmente se cambió a una envoltura plástica, como la de un dulce, misma que seguía fungiendo como envase para transportar objetos ilícitos. Al final, se optó por dejar de fabricarlo y en algunos países simplemente se comercializaban pocos colores y en cantidades pequeñas.

De este modo, el pintalabios se convirtió en uno de los productos más importantes del mercado negro en Europa. Por lo tanto, se volvió un objeto de deseo, como aquellas mujeres que lo usan para seducir, para enaltecer su belleza y para sentirse más bellas, porque como dijera Gwyneth Paltrow “La belleza es estar cómoda contigo misma. Eso, o un labial rojo infartante”. Cualquier tonalidad que le dé color a los labios es importate; para seducir no es necesario tener cientos de tonos y marcas, basta con una sola barra de lipstick y algunos accesorios para verte diferente durante un mes, además de imaginación y la siguiente guía.

Día 1: Normal

Día 2: Labial + gloss

Día 3: Delineador de labios más oscuro + labial

Día 4: Labial + polvo = mate

Día 5: Boca mordida

Día 6: Con pincel

Día 7: Labial + polvo traslúcido + polvo = efecto velvet

Día 8: Iluminador o sombra blanca en la parte superior + Labial = El arco de Cupido

Día 9: Delineador grueso + muy poco labial

Día 10: Pin up (el labio superior definido como corazón)

Día 11: Difuminado con los dedos

Día 12: Labial + sombra de ojos en los costados = Ombré

Día 13: Labial + labial más claro en el centro

Día 19: Labial + gloss + glitter

Día 20: Labial + labial de un tono más oscuro

Día 21: Labial en la parte superior + labial y sombras ombré en la parte inferior

Día 22: Mate en la parte superior + gloss en la parte inferior

Día 23: Delineado grueso y oscuro + labial

Tal vez no estamos en la Segunda Guerra Mundial, pero sí en una época en que economizar es de suma importancia, ya que no sólo nuestra cartera se verá beneficiada, sino también los productos que tenemos en casa. A veces, olvidamos lo que ya tenemos y puede ser mucho más funcional de lo que parece. No desperdicies tus labiales y sácale provecho a ese lipstick que tenías guardado en el fondo de los cosméticos.